Odontología restauradora y Endodoncia

La caries es una enfermedad multifactorial que se caracteriza por la destrucción de los tejidos del diente como consecuencia de la desmineralización provocada por los ácidos que genera la placa bacteriana. Las bacterias fabrican ese ácido a partir de los restos de alimentos de la dieta que se les quedan expuestos.

La destrucción química dental se asocia a la ingesta de azúcares y ácidos contenidos en bebidas y alimentos. La caries dental se asocia también a errores en las técnicas de higiene así como pastas dentales inadecuadas, falta de cepillado dental (o no saber usar bien los movimientos del lavado bucal), ausencia de hilo dental, así como también con una etiología genética.

Tras la destrucción del esmalte la caries ataca a la dentina y alcanza la pulpa dentaria produciendo su inflamación, pulpitis, y posterior necrosis (muerte pulpar). Si el diente no es tratado puede llevar posteriormente a la inflamación del área que rodea el ápice (extremo de la raíz) produciéndose unaperiodontitis apical y pudiendo llegar a ocasionar un absceso dental, una celulitis o incluso una angina de Ludwig.

Clinica dental javier revuelta

El tratamiento de la caries conlleva la eliminación del tejido careado así como su sustitución por material compómero adaptándolo a la anatomía dentaria correspondiente. Sin embargo, si la caries no es tratada, continúa su progresión llegando al tejido pulpar; el tratamiento a realizar en este momento es la endodoncia, comúnmente conocida como “matar el nervio”, que consiste en eliminar del interior del diente los tejidos dañados, limpiando primero los conductos radiculares y rellenándolos posteriormente con un material que evita la permanencia de gérmenes en su interior, así como un nuevo desarrollo de éstos.

Una vez finalizada la endodoncia el diente debe ser restaurado con un empaste o una corona en función de la cantidad de diente remanente que quede. El objetivo fundamental de la endodoncia es aliviar el dolor y salvar el diente.

El éxito a largo plazo de una endodoncia se sitúa alrededor del 90% de los casos, pero en ocasiones, tras haber realizado este tratamiento, puede volver a aparecer dolor por diversos motivos como pueden ser la presencia de un conducto sin tratar, una limpieza o relleno inadecuados, etc. En este caso habría que realizar una re-endodoncia que consiste en eliminar el material anteriormente introducido en los conductos y volver a realizar la limpieza y obturación de los mismos.

 
 

Financiación en 24 meses sin intereses para todos tus tratamientos.